jueves, 3 de noviembre de 2011

¡Estás en mi lista negra...!

¡Buenos días!

Una nueva entrada para esta sección, que como siempre digo: “no son malos productos, solo que a mí no me funcionan o me han decepcionado, pero puede que a vosotras os vayan bien”. Una vez puntualizado esto, vamos al tema.

Se trata de la gama GLISS TACTO CASHEMERE (Schwarzkopf) Nutrición Total. Compré el champú y la mascarilla para que los resultados fuesen más evidentes, ya que como sabéis, cuando usáis varios productos de una misma gama los efectos de dichos productos se potencian.

Esta gama está indicada para cabellos secos y sin vida y promete nutrición y reparación intensiva. Según reza su etiqueta, su fórmula nutritiva con manteca de Karité y proteína de Cashmere proporciona al cabello suavidad y cuidado intensivo. Añaden que no apelmaza, y que tendremos un tacto 100% sedoso. Recomiendan como digo usar ambos productos simultáneamente.

El bote de champú contiene 300 ml y la mascarilla 200 ml y no deben sobrepasar el año estando abiertos. La mascarilla debe usarse como de costumbre, es decir, con el pelo húmedo, aplicamos el producto y dejamos actuar 1 minuto (es decir…3 o 4…) y luego aclaramos con abundante agua.

Antes de nada decir que ambos productos huelen bastante bien, cosa importantísima para mí, pero no consigo la nutrición que prometen. Usando el champú no noté mejorías en cuanto a la hidratación del pelo, más bien al contrario, comparándolo con mi champú habitual. Sí que noté algo más de brillo, pero para mí eso es digamos secundario a la salud del pelo, o quizás como un efecto añadido (que mi pelo esté sano y que por tanto brille más). Pero no concibo el brillo sin hidratación y salud.

En cuanto a la mascarilla, he procurado aguantar hasta 5 minutos con ella aplicada en la ducha, y aunque en ese momento noto el pelo suave en las puntas, cuando salgo y me lo seco el pelo queda fosco y encrespado, cosa que me repatea. Puede que tengo algún elemento químico (siliconas o similares…) que nos pueden hacer parecer que está más suave pero en realidad es una impresión superficial que con el tiempo desaparece, ya que no son ingredientes que traten el pelo en profundidad.

Supongo que los resultados que he obtenido dependen en gran medida de mi tipo de pelo (su largura, su grosor, su cantidad, su porosidad…) y por eso os insisto en que a vosotras os puede ir mejor que a mí, pero mi pelo a diferencia de mi piel (sensible, mixta, con tendencia a deshidratarse) no es un pelo difícil. Casi todos los productos le van bien, y no tengo que darle un cuidado muy específico fuera de la hidratación y definición que mis rizos requieren.

Por eso el que no me dé los mínimos cuidados que yo exijo me hace desconfiar y abandonar su uso (es decir dárselos a mi madre a ver si a ella le van mejor) o usarlos a disgusto hasta que se me acaban.

Resumiendo, busco que mi pelo esté ante todo, sano y saludable, hidratado y definido, y que si por ello brilla más, pues bienvenido sea, pero solo este efecto no me compensa para volver a comprar estos productos.

Besos.


¿Os ha pasado alguna vez algo parecido? ¿Os ha decepcionado algún producto últimamente?

4 comentarios:

** iRu ** dijo...

Me apunto lo que comentas, siempre vienen bien estas entradas!! :))

Un besito guapa!

Nami dijo...

Yo es que quede tan escaldada con el liso asiatico de gliss que ni quiero ver esta marca cerca de mi XDD

Mase dijo...

Pues si...cometi el error de comprar una queratina liquida en Mercadona, apelmazado se me quedaba el pelo...
Pasate por mi blog
www.masedecompras.blogspot.com

Linda dijo...

Tienes un premio en mi blog, espero que te guste ;)
http://elrincondelinda-linda.blogspot.com/